El acceso vascular

Es un elemento al que nuestro personal médico y paramédico atribuye, tal como debe ser, una importancia primaria. Cada paciente tiene peculiaridad clínicas que son evaluadas con la colaboración de figuras como el nefrólogo, el cirujano vascular y enfermeros profesionales.

 La atención que ponemos en la realización del mejor acceso vascular posible, que sea el menos traumático posible para los pacientes, representa un requísito fundamental para el buen éxito del tratamiento sustitutivo.

 Gracias a una buena ejecución de la intervención se obtiene un optimal acceso vascular que pueda garantizar un buen aflujo sanguíneo, de manera que el riñon artificial sea capaz de realizar sus funciones con la máxima reducción de las complicaciones.

Desde este punto de vista, la estrecha colaboración con la Clínica Maria Rosaria desempeña un papel excepcional de intervención coordinada y finalizada a resultados excelentes: el cirujano vascular de la estructura queda a completa disposición de los pacientes y del personal de los centros diálisis del Grupo, pues se asegura a los pacientes la profesionalidad necesaria para un éxito, duradero y adecuado, de las intervenciones de realización de acceso vascular.